martes, 23 de abril de 2013

CON UN BESO

Nada se detiene aquí.


Ante los ojos entornados
hay filamentos luminosos,
y se difumina, y desaparece la vida.


Así, esta intención del beso
recorre mi luz hasta tu luz,
mi noche a tu noche.


Voy un día a abrir los ojos,
a hacerlos grandes, y a mirarte.
Y sin que importe nada,
los voy a cerrar sobre ti.


Un momento detendremos la vida,
el giro de los planetas
y nuestras vidas.


Y todo en un momento.

Con un beso.